Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio III 2013 Objetivos

Objetivos

ISSN 2250-5695

Este Centro fue creado en el  año 2006 como resultado del trabajo de profesorxs especializadxs en la temática, lxs cuales desde hace más de veinte años vienen llevando a cabo seminarios, proyectos de investigación y de extensión en este área de estudio. 

Cabe decir, que lxs estudiantes  y graduadxs respondieron motivadxs   por el interés creciente en esta perspectiva teórica. Destacamos que para la creación del CINIG también fue importante el apoyo nacional e internacional de Institutos y Centros de Estudios de Género, así como de profesionales reconocidxs y sobre todo de las autoridades de esta casa, que avalaron la instauración de este espacio,  y que, más recientemente, avalaron la Especialización en géneros, Sexualidades y Educación.        

Entre los motivos que nos llevaron a proponer a Cecilia Grierson, como punto de partida de los debates que tendrán lugar en estas  IIIº Jornadas CINIG 2013, es haber sido una  de las mayores impulsoras de los derechos de la mujer  en general y de la educación en particular, representando  un punto de inflexión  en el movimiento feminista argentino.  Fue  la primera mujer en recibirse  en la  Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Buenos Aires. Posteriormente  fundó la Escuela de Enfermeras del Círculo Médico Argentino y la Asociación de Obstetricia Argentina. A su vez, en 1910 presidió el Congreso Argentino de Mujeres Universitarias y el Primer Congreso Feminista Internacional de la República Argentina,  donde se analizarontemas como la situación de las mujeres en la educación, la legislación,  el sufragio femenino, etc. A su participación política  debemos sumar una amplia obra vinculada estrechamente a la salud y educación de mujeres y niñxs.  

Con “Feminismos” aludimos a  toda una diversidad de movimientos de  luchas de mujeres contra el sistema patriarcal, así como a las teorizaciones acerca de esas prácticas en defensa de los derechos de las mujeres y otras minorías excluidas. En ese sentido, revisar los sesgos de género en la academia fue un desafío que el movimiento feminista impulsó dando origen a los Estudios de Género. Estos, por su parte,  se institucionalizan en  la academia, propiciando la necesaria reflexión  sobre un conjunto de situaciones de opresión, exclusión y violencia, muchas veces invisibilizadas. En todo caso, una de las mayores incidencias del aporte académico se ha cristalizado en la Legislación más reciente en defensa de los derechos de las mujeres en general y de las minorías sexuales en particular.  

En los períodos de interrupción democrática,  los espacios académicos actuaron como núcleos  de resistencia frente a la persecución de  diversas  prácticas políticas, ligadas a grupos de concientización, trabajos barriales y concienciación feminista. Así, la recuperación de la democracia dio por resultado, que a  partir de la década de los ochenta, la adopción del concepto de género amplió el campo de estudios permitiendo examinar otras problemáticas desde diversas perspectivas.  En consecuencia, esta estrecha solidaridad  entre teorías  y prácticas políticas es uno de los  aspectos fundamentales que nos interesa volver a resaltar en estas terceras jornadas.  

No obstante todos los avances alcanzados, la actual desigualdad de género sigue siendo  un resultado de procesos históricos  y sociales, que revelan su carácter  contingente y no necesario. Se despeja así un amplio y fértil campo para trabajar  las prácticas y las teorías a fin de seguir promoviendo cambios efectivos hacia una sociedad más justa. En este sentido, consideramos que la producción de conocimientos no-sexistas constituye un desafío  para  la academia y una respuesta a  las problemáticas propuestas por el movimiento de mujeres y  los movimientos sociales en general. Los feminismos han reflexionado, a lo largo de su historia, sobre sus propias prácticas y sus representaciones,  y a  partir de esa toma de conciencia, erigen  sus objetivos a  fin de lograr  los cambios políticos y sociales, que se requieran para su logro.  Estas jornadas intentan fortalecer un espacio donde activistas, investigadorxs, estudiantes y graduadxs de la universidad puedan intercambiar experiencias y reflexiones con el fin de enriquecer y favorecer el vínculo entre la academia y los diversos movimientos actuales a fin de contribuir a su alcance. 

Acciones de Documento